• Presidio Yucatán

ASÍ LLEGÓ LA CUMBIA A MÉXICO


La cumbia es un género musical nacido en Colombia que reúne influencias indígenas, negras y, minoritariamente, española. El proceso de su gestación fue largo e intenso y se dio durante la Colonia. Entre las principales influencias africanas se encuentra el uso de percusiones, maracas, guaches, etcétera, y los movimientos sensuales del baile. Mientras que la indumentaria de los grupos de cumbia tienen una mayor influencia europea.


La palabra cumbia ha sido objeto de estudio de varios filológos, algunos de los cuales sugieren que proviene de la palabra cumbé, que quiere decir “baile de negros”. Por su parte, el etnólogo Fernando Ortíz Fernández sugiere que la palabra proviene de las voces kumba, kumbé y kumbí, que significa “escandalizar” y “tambores”. Los registros más antiguos de cumbias en Colombia datan del siglo XIX, sin embargo, su antigüedad puede ser mayor.

La llegada de la cumbia a México

La llegada de la cumbia a México es relativamente reciente. En la década de 1940 predominaban los ritmos cubanos dentro de la categoría de “música tropical”, mismos que eran difundidos gracias a la Época de Oro del cine mexicano. No fue sino hasta la llegada de Luis Carlos Meyer, músico colombiano, en la década de 1970, que la cumbia inició su camino de arraigo en México.


Conjunto África.

En México, Meyer conoció a Rafael de Paz y Tony Camargo, quienes musicalizaban películas con ritmos cubanos. Inicialmente hicieron una mezcla entre ritmos e instrumentos cubanos, predominantes en la época, con los colombianos. Trompetas, metales y trombones formaban parte de la primera fusión que gestaría la cumbia mexicana, pues no eran nativos de Colombia.


Carmen Rivero

Los primeros éxitos de Rafael de Paz fueron los porros El gallo tuerto, Micaela y las cumbias La puerca y La historia. Posteriormente, el género es consolidado por Carmen Rivero quien introdujo las timbaletas, el güiro y un set de trompetas altas, con lo que la cumbia mexicana forjó su identidad propia. Si bien Rivero grabó versiones de cumbias colombianas, la instrumentalización generaba un nuevo estilo que difería de lo hecho hasta entonces en el país sudamericano.


Aunque ya había una identidad de la cumbia mexicana, durante las siguientes décadas surgieron pocas orquestas, tal es el caso de Chelo y su conjunto y Bronco, posteriormente el estilo recayó hasta 1974. A mediados de la década de 1970 hay un resurgimiento de la cumbia mexicana con bandas como Los Gatos Negros de Tiberio, Conjunto África y Nativo Show.


De manera casi paralela, la agrupación colombiana La Sonora Dinamita de Antonio Fuentes retoma la cumbia mexicana y hay una integración de la influencia mexicana en Colombia. Con ello, la cumbia mexicana termina por influir en las cumbias de Colombia, Venezuela, Ecuador y Centroamérica.


Movimiento constante de la cumbia

Para los años ochentas, Rigo Tovar integra instrumentos como la guitarra y el bajo eléctricos, provenientes del rock. Uno de los temas más famosos de la nueva mezcla es Mi matamoros querido. Tovar fue el antecedente para que distintas agrupaciones se desprendieran del modelo de orquesta acústica y se abrieran a los instrumentos electrónicos como teclado y guitarra eléctrica, dando a luz subgéneros como la tecnocumbia y la cumbia-rock.


Desde su surgimiento, las cumbias mexicanas no han dejado de estar en movimiento y han recibido influencias culturales de las distintas regiones de México e, incluso, del extranjero. Hoy la cumbia mexicana incluye mezclas con mariachi, huapango, hip hop, reguetón, etcétera, y forma parte de la identidad popular de los mexicanos.

45 visualizaciones0 comentarios
WhatsApp Image 2021-11-21 at 8.04.29 AM.jpeg