• Presidio Yucatán

Cumbre Internacional CONCAUSA: Jóvenes debaten sobre educación, el futuro y violencia de género


73 jóvenes activistas de 15 países de América Latina y el Caribe se congregaron, entre el 23 y el 27 de septiembre, en el 5to Encuentro Internacional Concausa, la cita para adolescentes líderes y agentes de cambio organizado por CEPAL, UNICEF y América Solidaria.


En su versión 2021, debido a la contingencia sanitaria, el histórico campamento tuvo como sede una plataforma digital especialmente diseñada para la instancia, combinada con espacios de formación, debates, interculturalidad y un kit de herramientas físicas enviado a los jóvenes en todo el continente.


La cumbre CONCAUSA, que cumplió cinco años, estuvo protagonizada por un diálogo entre representantes de los y las adolescentes que participaron del encuentro, y autoridades de nivel regional, quienes intercambiaron experiencias, visiones y opiniones sobre los desafíos más urgentes que deberá enfrentar la región en las próximas décadas.


“Esta red es pura esperanza (...) Quiero agradecer a todos los adolescentes que están participando. Es una tranquilidad saber que tenemos esas manos brillantes, esas cabezas extraordinarias y esa capacidad de trabajar juntos, porque esa es la esperanza para América Latina”, aseguró en el evento de cierre María Emilia Correa, presidenta del Directorio Internacional de América Solidaria.


¿Por qué los jóvenes deben ser agentes de cambio? Jean Gough, Directora Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, aprovechó el espacio para enfatizar la importancia de involucrar a la adolescencia en la construcción de un futuro más sostenible. “Estamos viviendo momentos históricos. Este es el momento en el cual tenemos más jóvenes en el mundo que adultos (...) No escucharlos es un error. Necesitamos reconocer que cada uno de los jóvenes es parte de la solución. Ese es el principal obstáculo que tenemos los adultos”, afirmó.


“El obstáculo principal tiene que ver con el pensamiento convencional que pone a los jóvenes en un tiempo distinto. De algún modo los adultos los vemos como ‘no preparados’, pero al mismo tiempo les endosamos la responsabilidad del futuro (...) Hay que entender el tiempo y el lugar: ustedes son actores presentes”, consideró Luis Yañez, secretario de la Comisión de CEPAL. “Hay un germen de innovación, de un liderazgo distinto, de una escucha distinta, de una coordinación de acción distinta, de la que nosotros, desde el mundo adulto, deberíamos aprender”.


Educación: un desafío urgente

Jaime Guardia (15), de Panamá; María Clara Cirulli (15), de Brasil, y Angeline Romero (16), de Venezuela, pero residente en Chile, fueron elegidos por sus propios pares como los encargados de llevar a este espacio el diagnóstico de los y las participantes sobre la temática más urgente a resolver en el continente.


“Encontramos un problema en común: la educación en América Latina. Llegamos a la conclusión de que la educación está basada solamente en la transmisión de conocimiento. Dentro de las propias escuelas, nosotros no tenemos momentos de reflexión que hagan que nosotros formemos nuestro propio pensamiento crítico”, aseveró María Clara.


En ese mismo sentido, Jaime hizo un llamado a reforzar la renovación de la metodología de enseñanza en las escuelas, que muchas veces no hace sentido a las nuevas generaciones.


“Una compañera dijo algo que me pareció muy interesante: 'a los jóvenes del siglo 21 nos están enseñando profesores del siglo 20, con materias y actividades del siglo 19'. Debería actualizarse la forma de enseñar, que no sea solo escrito, sino que algo más didáctico. Que el joven pueda divertirse mientras aprende, que le parezca algo atractivo”, consideró.


“Queremos modernizar la educación, dinamizarla y que haya una participación activa de los jóvenes. Que los adultos dejen de ser el centro. (...) queremos eliminar la brecha que existe en los diálogos entre adolescentes y adultos”, agregó por su parte Angeline.


Con este diagnóstico común, el objetivo y los próximos pasos de los y las jóvenes participantes irán en la línea de impulsar una iniciativa de incidencia colectiva, con miras a una acción de nivel regional.


México lideró iniciativas sobre consumo sostenible e igualdad de género

Dos de los 25 equipos participantes son mexicanos. El primero lleva el nombre de “Marketing contra marketing” y está conformado por Sofía Lozano (16), Gloria Casillas (17) y Jessica Preciado (16) de Morelos. El segundo se llama “Sorora Luar”, integrado por Mariana Nolasco (15) de Tlaxcala, Chelsea Hurtado (16) de León y Monserrat Méndez (16) de Comalcalco.


“Marketing contra marketing” busca crear una comunidad digital de consumidores responsables, capaz de reeducar a sus localidades ofreciendo un estilo de vida saludable, Mientras que “Sorora Luar”, que nació de “Plan 12”, otra iniciativa de América Solidaria, la Red de Adolescentes Concausa y Unicef, tiene como objetivo crear vínculos y espacios formativos seguros y de crecimiento entre mujeres adolescentes, fomentando la sororidad para combatir la ola de violencia contra la mujer mexicana y del continente.


“La falta de empatía nos debe preocupar y ocupar, así como la falta de educación sexual integral porque muchas veces, por no darle nombre al cuerpo, no entendemos lo que los más pequeños nos quieren decir. Sobre todo cuando han aumentado los casos de abusos, violencia y embarazos no deseados“, dice Mariana Nolasco.


Sobre Concausa 2030:

CONCAUSA es un programa que busca impulsar el empoderamiento y liderazgo de adolescentes, de entre 13 y 17 años, con proyectos de innovación social y medioambiental. En cinco años ha logrado que 20 mil jóvenes se movilicen por causas vinculadas a los ODS, apoyando la conformación y consolidación de una red con presencia en más de 21 países.


Sus representantes han participado en instancias internacionales clave: la 25° Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP25); la Conferencia Mundial de la Juventud (COY-15), y la Youth Climate Action Summit de Nueva York, entre otras.