iktan tv logo.png
logo-zector-3.0 (1).png

Estamos en Radio y TV

  • Presidio Yucatán

Dejan la escuela para unirse a autodefensas en Ayahualtempa


Niños y adolescentes han dejado la escuela para unirse a los autodefensas de Ayahualtempa, en la zona montañosa de Guerrero para combatir con grupos criminales.


Este es el caso de Gerardo Morales, que a los 15 años, cambió su sueño de ser maestro por unirse al grupo de la policía comunitaria.


En 2019, “Los Ardillos” comenzaron a aterrorizar Ayahualtempa, por lo que Gerardo tuvo que dejar la escuela ya que se encontraba fuera del territorio comunitario.


El ahora joven de 19 años, aseguró a Infobae que ya no quiso asistir a la escuela por miedo a “Los Ardillos”.


Ir a la escuela es un riesgo: Padres en Ayahualtempa

De acuerdo con el padre de Gerardo, Luis Morales, es un riesgo ir a la escuela debido al control del crimen organizado fuera de la zona comunitaria de Ayahualtempa.


Lui, quien es parte de los autodefensas desde hace 40 años, asegura que en 2018, cuando fue comandante regional recibió varias amenazas del crimen organizado.


Además, compartió en el grupo de autodefensas de Ayahualtempa ahora hay más de 30 niños y adolescentes que se unieron por voluntad propia.


Además, asegura que no hay otra opción, pues no cuentan con adultos suficientes para enfrentarse con la delincuencia organizada.


Niños y adolescentes manejan armas de fuego para “cuidar su pueblo”

A los niños y adolescentes que ya son parte de los autodefensas de Ayahualtempa, les enseñaron que las armas no se usan para amenazar ni para intimidar.


Mientras les enseñan cómo usarlas, los mayores les han advertido que las armas sólo pueden ser usadas en caso de que la comunidad sea atacada y no para jugar.

José Miguel, de 13 años, tiene más de un años y medio como parte de los autodefensas de su comunidad y sin asistir a la escuela.


El asegura que, cuando el gobierno estatal cumpla con poner una secundaria en Ayahualtempa, regresará a estudiar.


Mientras tanto, ya ha aprendido sobre el manejo de armas y, pese a que no ha visto a “Los Ardillos” sabes que son “sicarios que matan y secuestran”.


Hasta el momento, los niños no se han visto involucrados en un enfrentamiento real, pero los adultos temen que pronto suceda.


El acoso del crimen organizado a acorralado a los pobladores de Ayahualtempa, quienes viven con miedo de salir de su comunidad. (Con información de Infobae)

12 vistas0 comentarios